Robiols

  •  Semana Santa
  • Dificultad: media
  • Dulces y reposteria

Descripción

Los Robiols son un dulce típico de la Semana Santa mallorquina.

Como marca la tradición, en Mallorca en los días de Semana Santa se reúnen familiares y amigos en una casa y se preparan Robiols, junto con Crespells y Panades y una vez acabados se reparten entre todos. Este día se convierte en una gran fiesta para todos los asistentes.

Hay muchísimas recetas diferentes para preparar Robiol, yo os he adjuntado una pero se pueden encontrar dependiendo de cada casa con infinidad de detalles que pueden variar.

Los Robiols son un postre relleno, este relleno puede ser de diferentes ingredientes como, mermeladas o confituras de diferentes sabores, cabello de ángel, requesón, crema, crema de chocolate...

No es un postre de gran dificultad, pero si que al ser la masa tan fina debemos tener cuidado de no romperlos ya que la masa puede ser muy quebradiza.


Ingredientes

Para la masa:

- 700 de harina normal
- 100 gramos de manteca (o mantequilla)
- 1 vaso de aceite de oliva
- 2 yemas de huevo
- 100 gramos de azúcar
- 2 cucharadas de agua
- Azúcar glas para espolvorear (opcional)

Para el relleno:

Los robiols pueden ir rellenos de diferentes ingredientes, debéis escoger el que queráis de esta lista.

- Mermelada del diferentes sabores

- Cabello de ángel

- Requesón

- Crema de Chocolate

- Crema



Receta:

Ponemos la harina en un bol y luego la mezclamos con la manteca, el aceite de oliva, las 2 yemas de huevo, el azúcar y el agua.

Lo amasamos todo muy bien hasta que quede una massa homogénea, lo cubrimos con un trapo y la dejamos reposar en la nevera de media hora a una hora.

Cuando haya pasado el tiempo de reposo cogeremos trozos de masa y, encima de la mesa enharinada y ayudándonos con un rodillo de cocina, hacemos unos círculos de unos 10 o 12 centímetros de diámetro.

Rellenaremos medio círculo con la mermelada, o el requesón, o el cabello de ángel, o la crema... sin llegar a los bordes, doblaremos y juntaremos los bordes con los dedos y con la ayuda de un cortapasta quitaremos el sobrante y con un tenedor sellaremos los bordes.

Después colocaremos los Robiols en una bandeja para horno untada con manteca, los meteremos al horno durante 20-25 minutos a 180º.

Finalmente los rociaremos con azúcar glas (Opcional)