Descripción

Lo más característico de este plato es su ingrediente principal: la llampuga –dorado en castellano–. Se trata de un pescado, que comienza siendo azul y cuando es adulto pasa a ser pescado blanco. Tiene múltiples cualidades nutritivas muy apreciadas por los deportistas.

Si quieres disfrutar al máximo del sabor de este pez marino, el otoño es la mejor época, ya que es cuando llega a las costas mallorquinas. ‘Llamp’ significa relámpago en catalán, por lo que la llampuga siempre se asocia a la llegada de las primeras tormentas del año.

Es un alimento perfecto que forma parte de la dieta mediterránea y que puedes incorporar a la tuya. Además, para los que no sean demasiado amantes del pescado, tenemos una buena noticia: ¡apenas tiene espinas!


Imágenes de:

http://www.bojosperlacuina.com/seccions/receptes/llampuga-amb-pebres/

http://mestelrich2.blogspot.com.es/2013/09/la-llam...

  • Dificultad: fácil
  • 60 minutos
  • Platos principales

Ingredientes

Para 2 personas:

- 1-2 llampugas (sobre 1200 g en total)
- 3 pimientos rojos
- 3-4 dientes de ajo
- 2-3 tomates maduros, opcional
- 1 cebolla, opcional
- Aceite de oliva
- Harina
- Sal
- Pimienta

Receta

Lo primero es asar los pimientos. Quita el rabo y vacíales las pepitas. Una vez limpios, puedes utilizar una bolsa de asar o envolverlos en papel de aluminio y ponerlos en el horno unos 35min a 180°C. Cuando estén listos, déjalos que se enfríen, córtalos en tiras y resérvalos en un recipiente.

Vamos con la llampuga. Límpiala bien y córtala en rodajas grandes. Salpimienta y enharina los trozos. Prepara una sartén con suficiente aceite y, cuando esté caliente, ve friéndolos. Coge un plato plano o una fuente y ponle papel de cocina. Sobre éste, ve apartando la llampuga una vez se vaya haciendo. Ten en cuenta sacar las rodajas a tiempo de que no se queden demasiado secas.

Es el turno de la verdura. Pela y corta los ajos y la cebolla, si quieres añadirla. Pela y pica los tomates. Coge una cazuela de barro y ponla al fuego con parte del aceite sobrante de la sartén. Incorpora el ajo y la cebolla y rehógalos. Añade los tomates y la sal y remueve.

Una vez esté todo bien mezclado, agrega los pimientos y la llampuga y deja al fuego unos 4-5 minutos. Ya puedes retirar y servir.

Como consejo para darle más sabor si no te lo vas a comer inmediatamente, puedes calentar tapado –para que los pimientos no se quemen– unos 10 minutos al horno previamente a ser servido.